4 dic. 2016



China se usa, con razón, como gran ejemplo de los daños de la industrialización sin regulación, y de anteponer el crecimiento económico por encima de la salud de los ciudadanos.
China es la principal fuente de contaminación del planeta a la hora de hablar de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). La contaminación de China “asfixia” a su población pero el implacable regimen “dictorial” no da alternativas para que la “cansada” ciudadanía exija el cambio. Este país tiene el record de 16 de sus 20 ciudades más contaminadas del mundo. Lo cotidiano en estos lugares son la niebla, la imposibilidad de ver el Sol y el aire sucio. La contaminación atmosférica en las ciudades chinas es cada vez más preocupante para los jefes políticos y para el resto del mundo, debido a los problemas que causa esa contaminación. Esta contaminación es tan grave que es posible verla desde el espacio. China es uno de los países que más rápidamente está agotando sus recursos. Científicos asiáticos han afirmado que para el año 2030 no quedará agua potable en China. Más de 750.000 personas mueren al año en China prematuramente por culpa de la contaminación. Ciudades como Shanghai o Pekín tiene gran parte de culpa de esta contaminación. Los niveles de smog en Pekín alcanza los 600 microgramos por cada metro cúbico de aire.
Algunas de las consecuencias de esta gran contaminación son, por ejemplo: la salud de las personas residentes en China, que están continuamente expuestas a ese tipo de sustancias, comienzan a resentirse con enfermedades como intoxicaciones con plomo, problemas respiratorios, asma, riesgo de incremento de cáncer de pulmón o bajo peso de los recién nacidos. Estos son algunos de los muchos problemas que se han descubierto. La grave contaminación habitual en China, provoca la muerte prematura de miles de personas en el país cada año y ha empeorado el número de casos de cáncer de pulmón en la capital. Tiene otra consecuencia derivada como consecuencias catastróficas sobre la agricultura y la alimentación.
He elegido este tema porque creo que China está en riesgo, tanto sus habitantes como su medio ambiente. Pienso que deberían reducir el número de fabricas ya que su excesiva contaminación en el aire nos afecta a todos y cada uno de nosotros.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Sígueme por correo electrónico

Comentarios recientes

.